• Mizu

YOGA, ¿por qué es clave para el bienestar?

El bienestar es una construcción personal que se logra a partir de una consciencia plena. El espíritu de MIZU es acercarte herramientas que contribuyan con alcanzar ese objetivo. Nos moviliza poder conectar a las personas con buenos hábitos, empatizar con nuestro entorno buscando formas más sustentables de relacionarnos y contribuir con el delicado equilibrio entre una mente calma, un cuerpo sano y un espíritu vivo.





En esta nota te contamos por qué consideramos que el yoga es una herramienta fundamental para tu bien-estar descubriendo sólo algunas de sus bondades.


Desde el año 2015 las Naciones Unidas, han reconocido la importancia de dar a conocer los beneficios de la práctica de yoga otorgándole un espacio en su calendario. El 21 de junio se ha consagrado como el Día Internacional del Yoga cuyo principal objetivo es difundir y concientizar cada vez a más personas, sobre los beneficios de incorporar esta disciplina a su vida. Te detallamos algunos de ellos:

  • Reduce los dolores de espalda, principalmente los lumbares.

  • Fortalece los huesos, aumenta la densidad ósea principalmente de caderas y columna.

  • Favorece el equilibrio.

  • Mejora la postura.

  • Mejora la función y la salud de nuestros órganos en general.

  • Reduce el estrés y la ansiedad.

  • Aumenta la concentración y la memoria.

  • Reduce la angustia y la depresión.

En general, una rutina completa puede ayudarte a mantener saludable tu espalda y articulaciones, estirar y fortalecer los músculos, mejorar tu postura y tu equilibrio. Pero queda claro que los beneficios van mucho más allá del nivel físico, y nos animamos a decir que principalmente, el yoga brinda a quienes lo practicamos un estado restaurador del Ser.


No es casual que el término yoga proveniente del sánscrito signifique unión, la unión del cuerpo y la mente, esta unidad se busca a través de posturas corporales y de la respiración para llegar a un estado meditativo. En una práctica de yoga guiada, al mismo tiempo que aprendemos a realizar una postura, somos conducidos a observar nuestra respiración y la forma en la que nuestro cuerpo se mueve y responde. Este es el fundamento básico de la conexión cuerpo-mente que nos propone esta milenaria disciplina.


En los últimos años, cada vez más investigaciones apoyan con evidencia científica los amplios beneficios del yoga en la salud física y emocional [1], poniendo especial énfasis en su potencial para la reducir el estrés en forma significativa [2].

Un estudio realizado con 72 mujeres de diferentes edades reveló que el yoga Iyengar, uno de los métodos más difundidos del yoga, ayudó a reducir la angustia mental y los síntomas psicológicos y físicos relacionados con el estrés en aquellas mujeres que practicaron yoga al menos una vez a la semana [3].

Otros beneficios cognitivos comprobados se asocian a mejoras en la atención y la velocidad de comprensión luego de prácticas frecuentes [5].


Pero sus bondades no terminan ahí, a nivel funcional parecería haber mejoras en la salud de diversos órganos y sus funciones. La práctica de yoga podría reducir los efectos oxidativos que se producen a nivel celular y contribuir a la restauración de las células. Se ha documentado que la práctica constante de yoga permitiría mantener o mejorar el nivel de antioxidantes del cuerpo no sólo en individuos jóvenes y saludables [6], sino también en aquellos que presentan patologías como la diabetes tipo II, hipertensión y enfermedad renal terminal [7-8].


Es por ello, que no importa cual sea tu afección física o emocional, ni lo avanzado que seas en esta disciplina, el yoga tiene la bondad de adaptarse a todos y de devolverle a quien se entregue a la práctica, su equilibrio y bienestar.


Esperamos haber despertado el fuego interno de la curiosidad para que te animes a sumergirte dentro de esta increíble disciplina.


Un cálido abrazo,


Eugenia Blanco

Profesora de Yoga Integral

Equipo MIZU Nutrición y cosmética.


Referencias bibliográficas


  1. Effect of yoga based lifestyle intervention on subjective well-being. Sharma R, Gupta N, Bijlani RL.. Indian Journal of Physiology and Pharmacology. 2008;52(2):123–131.

  2. The effectiveness of yoga for the improvement of well-being and resilience to stress in the workplace. Hartfiel N, Havenhand J, Khalsa SB, Clarke G, Krayer A.. Scandinavian Journal of Work, Environment and Health. 2011;37(1):70–76.

  3. Iyengar Yoga for Distressed Women: A 3-Armed Randomized Controlled Trial. Andreas Michalsen, Michael Jeitler, Stefan Brunnhuber, Rainer Lüdtke, Arndt Büssing, Frauke Musial, Gustav Dobos, Christian Kessler.Evid Based Complement Alternat Med. 2012; 2012: 408727. Published online 2012 Sep 25.

  4. Stress, inflammation, and yoga practice. Kiecolt-Glaser JK, Christian L, Preston H, et al. Psychosomatic Medicine. 2010;72(2):113–121

  5. Hatha Yoga Practice Improves Attention and Processing Speed in Older Adults: Results from an 8-Week Randomized Control Trial.Gothe NP, Kramer AF, McAuley E. J Altern Complement Med. 2017 Jan;23(1):35-40. doi: 10.1089/acm.2016.0185. Epub 2016 Nov 3. PMID: 27809558

  6. Regular yoga practice improves antioxidant status, immune function, and stress hormone releases in young healthy people: a randomized, double-blind, controlled pilot study. Lim SA, Cheong KJ.. J Altern Complement Med. 2015;21(9):530–538. doi: 10.1089/acm.2014.0044.

  7. Effect of yoga on oxidative stress in elderly with grade-I hypertension: a randomized controlled studyPatil SG, Dhanakshirur GB, Aithala MR, Naregal G, Das KK.. J Clin Diagn Res. 2014;8(7):BC04.

  8. Effect of yoga exercise therapy on oxidative stress indicators with end-stage renal disease on hemodialysisGordon L, McGrowder DA, Pena YT, Cabrera E, Lawrence-Wright MB.. Int J Yoga Therap. 2013;6(1):31. doi: 10.4103/0973-6131.105944


131 vistas

©2020 by Mizu - Nutrición y Cosmética.

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram