La Cúrcuma, un superalimento aliado de la salud

Actualizado: ago 22

La cúrcuma y especialmente la curcumina, su compuesto más activo, tienen muchos beneficios para la salud científicamente probados como el potencial para prevenir enfermedades cardíacas y el Alzheimer.



Es un potente antiinflamatorio y antioxidante y también puede ayudar a mejorar los síntomas de depresión y artritis.

En Mizu nos encanta y por eso la hemos incorporado a nuestra sopa de zapallo para darle todo el sabor del oriente y los beneficios de este superalimento.


Acá te contamos algunos de los beneficios científicamente probados de la cúrcuma:


1. La cúrcuma es una especia que se ha utilizado en la India durante miles de años con fines culinarios y medicinales.


Recientemente, la ciencia ha comenzado a respaldar lo que los indios han sabido durante mucho tiempo: realmente contiene compuestos con propiedades medicinales.

Estos compuestos se llaman curcuminoides, el más importante de los cuales es la curcumina.

La curcumina tiene poderosos efectos antiinflamatorios y es un antioxidante muy fuerte.


2. La curcumina es un compuesto antiinflamatorio natural

La inflamación es increíblemente importante. Ayuda al cuerpo a combatir a los agentes infecciosos y también tiene un papel fundamental en la reparación de daños.

Sin inflamación, los patógenos como las bacterias y los virus podrían infectar fácilmente nuestro cuerpo y enfermarnos gravemente.

Aunque la inflamación aguda a corto plazo es beneficiosa, puede convertirse en un problema importante cuando se vuelve crónica y ataca a los propios tejidos del cuerpo.

Los científicos creen que la inflamación crónica de bajo nivel desempeña un papel importante en casi todas las enfermedades crónicas. Esto incluye enfermedades cardíacas, cáncer, síndrome metabólico, Alzheimer y diversas afecciones degenerativas.

Por lo tanto, cualquier principio activo que pueda ayudar a combatir la inflamación crónica es de importancia potencial para prevenir e incluso tratar estas enfermedades.

La curcumina es fuertemente antiinflamatoria. De hecho, es tan poderosa que iguala la efectividad de algunos medicamentos antiinflamatorios, sin los efectos secundarios. Bloquea al NF-kB, una molécula que viaja a los núcleos de las células y activa los genes relacionados con la inflamación. Se cree que NF-kB juega un papel importante en muchas enfermedades crónicas.

Sin entrar en detalles, la curcumina es una sustancia bioactiva que combate la inflamación a nivel molecular.


3. La cúrcuma aumenta dramáticamente la capacidad antioxidante del cuerpo.


Se cree que el daño oxidativo es uno de los mecanismos detrás del envejecimiento y muchas enfermedades.

Implica radicales libres, moléculas altamente reactivas con electrones no apareados.

Los radicales libres tienden a reaccionar con sustancias orgánicas importantes, como ácidos grasos, proteínas o ADN.

La razón principal por la que los antioxidantes son tan beneficiosos es que protegen su cuerpo de los radicales libres.

La curcumina es un potente antioxidante que puede neutralizar los radicales libres debido a su estructura química.

Además, la curcumina aumenta la actividad de las enzimas antioxidantes del organismo.

De esa manera, la curcumina actúa de dos maneras contra los radicales libres: los bloquea directamente y luego estimula las propias defensas antioxidantes del cuerpo.


4. La curcumina aumenta el factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC), relacionado con un mejor funcionamiento cerebral y un menor riesgo de enfermedades neurológicas.


En el pasado, se creía que las neuronas no podían dividirse y multiplicarse después de la primera infancia. Sin embargo, ahora se sabe que esto sucede. Las neuronas son capaces de formar nuevas conexiones, pero en ciertas áreas del cerebro también pueden multiplicarse y aumentar en número.

Muchos trastornos neurológicos comunes se han relacionado con la disminución de los niveles de esta hormona, incluida la depresión y la enfermedad de Alzheimer. Curiosamente, la curcumina puede aumentar los niveles cerebrales de FNDC.


Al hacer esto, puede ser eficaz para retrasar o incluso revertir muchas enfermedades cerebrales y las disminuciones relacionadas con la edad en la función cerebral.


5. La curcumina podría reducir el riesgo de enfermedad cardíaca


La enfermedad cardíaca es la causa número 1 de muerte en el mundo. La enfermedad cardíaca es complicada y varias causas contribuyen a ella.

La curcumina puede ayudar a revertir muchos pasos en el proceso de desarrollo de la enfermedad cardíaca. Quizás el principal beneficio de la curcumina cuando se trata de enfermedades del corazón es mejorar la función del endotelio, que es el revestimiento de los vasos sanguíneos.

Es bien sabido que la disfunción endotelial es uno de los principales impulsores de la enfermedad cardíaca e implica la incapacidad de su endotelio para regular la presión arterial y la coagulación de la sangre.

Varios estudios sugieren que la curcumina conduce a mejoras en la función endotelial. Un estudio encontró que es tan efectivo como el ejercicio, mientras que otro muestra que funciona tan bien como el medicamento Atorvastatina.

Además, la curcumina reduce la inflamación y la oxidación (como se discutió anteriormente), que también juegan un papel en la enfermedad cardíaca.

Un estudio asignó al azar a 121 personas, que se sometieron a una cirugía de derivación de la arteria coronaria, ya sea un placebo o 4 gramos de curcumina por día, unos días antes y después de la cirugía.

El grupo de curcumina tuvo un 65% menos de riesgo de sufrir un ataque cardíaco en el hospital.


6. La curcumina puede ser útil para prevenir y tratar la enfermedad de Alzheimer


La enfermedad de Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa más común en el mundo y una de las principales causas de demencia.

Desafortunadamente, todavía no hay un buen tratamiento disponible para el Alzheimer.

Por lo tanto, evitar que se desarrolle es de suma importancia.

Puede haber buenas noticias en el horizonte porque se ha demostrado que la curcumina cruza la barrera hematoencefálica.

Se sabe que la inflamación y el daño oxidativo juegan un papel en la enfermedad de Alzheimer, y la curcumina tiene efectos beneficiosos en ambos.

Además, una característica clave de la enfermedad de Alzheimer es la acumulación de proteínas llamadas placas amiloides. Los estudios demuestran que la curcumina puede ayudar a eliminar estas placas.

Actualmente, se desconoce si la curcumina realmente puede ralentizar o incluso revertir la progresión de la enfermedad de Alzheimer en las personas y debe estudiarse adecuadamente.


7. Los pacientes con artritis responden muy bien a los suplementos de curcumina


La artritis es un problema común en los países occidentales.

Hay varios tipos diferentes, la mayoría de los cuales implican inflamación en las articulaciones.

Dado que la curcumina es un potente compuesto antiinflamatorio, tiene sentido que pueda ayudar con la artritis.

Varios estudios muestran que esto es cierto.

En un estudio en personas con artritis reumatoidea, la curcumina fue incluso más efectiva que un medicamento antiinflamatorio.

Muchos otros estudios han analizado los efectos de la curcumina en la artritis y han notado mejoras en varios de sus síntomas.


8. Los estudios demuestran que la curcumina tiene beneficios contra la depresión


La curcumina ha demostrado ser prometedora en el tratamiento de la depresión.

En varios estudios controlados la curcumina a demostrado ser igual o incluso más efectiva que algunas drogas antidrepesivas.

La depresión también está relacionada con niveles reducidos de factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC). La curcumina aumenta los niveles de FNDC, lo que puede revertir algunos de estos cambios .

También hay alguna evidencia de que la curcumina puede aumentar los neurotransmisores cerebrales serotonina y dopamina.


9. La curcumina puede ayudar a retrasar el envejecimiento y combatir las enfermedades crónicas relacionadas con la edad


Si la curcumina realmente puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, cáncer y Alzheimer, tendría beneficios obvios para la longevidad.

Por esta razón, la curcumina se ha vuelto muy popular como un suplemento antienvejecimiento.


Todavía queda mucho por saber acerca de este superalimento. Afortunadamente la ciencia no deja de investigarlo y actualmente se publican a razón de 600 trabajos científicos por año en los que los científicos reportan nuevos e increíbles beneficios de la cúrcuma y los curcuminoides.






Fuentes:

  • Nagpal M, Sood S. Role of curcumin in systemic and oral health: An overview. J Nat Sci Biol Med. 2013;4(1):3-7. doi:10.4103/0976-9668.107253

  • https://www.healthline.com/

Si te gusto esta nota y querés registrarte para más información, hacé click acá!

6,319 vistas1 comentario

©2020 by Mizu - Nutrición y Cosmética.

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram