• Mizu

Ácido Fólico, un nutriente clave en la edad fértil y el embarazo

Actualizado: jul 4

El ácido fólico es un aliado fundamental durante el embarazo. Tomar los 400 microgramos de ácido fólico recomendados antes y durante el embarazo puede ayudar a prevenir defectos congénitos en el cerebro y la médula espinal del bebé.





¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es una forma química de la vitamina B9 llamada también folato. El folato es un nutriente esencial y la Ingesta Diaria Recomendada para la población general es de 240 microgramos por día. Esta vitamina Juega un papel importante en la producción de glóbulos rojos y ayuda a que el tubo neural del bebé se desarrolle para convertirse en su cerebro y su médula espinal. Es por ello que durante el embarazo se recomienda aumentar la dosis diaria.

El folato se encuentra las verduras de color verde oscuro y las frutas cítricas y adicionado en todos nuestros suplementos y sopas MIZU.


¿Cuándo debe comenzar a tomar ácido fólico?

Los defectos de nacimiento ocurren dentro de las primeras 3-4 semanas de embarazo. Por lo tanto, son fundamentales los niveles adecuados de ácido fólico en el organismo durante esas primeras etapas cuando se están desarrollando el cerebro y la médula espinal del bebé.

El Ministerio de Salud de la Argentina recomienda comenzar su consumo 3 meses antes de la concepción y extenderlo por al menos las primeras 7 semanas de embarazo.


Un estudio mostró que las mujeres que consumieron ácido fólico durante al menos un año antes de quedar embarazadas redujeron sus posibilidades de parto prematuro en un 50% o más.


¿Cuánto ácido fólico se debe consumir?

La dosis recomendada es de 400 mcg de ácido fólico por día desde 3 meses antes de la concepción y hasta cumplidas las 7 semanas de embarazo (Ministerio de Salud de la República Argentina). 


¿Cuáles son los beneficios del ácido fólico?

Sin suficiente ácido fólico en el cuerpo el tubo neural del bebé puede no cerrarse correctamente y podría desarrollar problemas de salud llamados defectos del tubo neural. 

Éstos incluyen:


Espina bífida: desarrollo incompleto de la médula espinal o las vértebras

Anencefalia: desarrollo incompleto de partes principales del cerebro.


La buena noticia es que obtener suficiente ácido fólico puede proteger al bebé de los defectos del tubo neural en al menos un 50%. 


Cuando se toma antes y durante el embarazo, el ácido fólico también puede proteger al bebé del desarrollo de :

Labio leporino y paladar hendido

Nacimiento prematuro

Bajo peso al nacer

Aborto espontáneo

Pobre crecimiento en el útero


El ácido fólico también se ha sugerido para reducir su riesgo de:

Complicaciones del embarazo (riesgo reducido de preeclampsia).

Cardiopatías

Algunos tipos de cánceres

Enfermedad de Alzheimer


Buenas fuentes alimenticias de ácido fólico

Los alimentos que pueden ayudarte a obtener más ácido fólico en tu dieta incluyen:

Hígado de vaca, lentejas, espinaca, harinas fortificadas y las habas.


Desde MIZU conocemos la importancia de este nutriente, es por ello que nuestros productos IMMUNITY, CUP y SOPAS contienen 240 microgramos de ácido fólico por porción lo que corresponde al 100% de la Ingesta Diaria Recomendada para la población general y el 60% de la recomendación en el periodo previo al embarazo.

Te recordamos todos los suplemento dietarios durante el embarazo y la lactancia se deben consumir con supervisión del médico.



Fuentes: WebMd, Ministerio de Salud de la República Argentina


¡Dejanos tus datos para más información!

3,295 vistas

©2020 by Mizu - Nutrición y Cosmética.

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram